Congreso de Literatura 23 de marzo

PONENCIAS

VANESA OCAMPO Y SOFÍA PUERTO

Un crimen es cualquier acto que se lleve a cabo por fuera de las normas sociales ya establecidas, es decir, que todo aquello que está estipulado en las leyes como ilegal, es un crimen. Las diferentes experiencias que el individuo ha acumulado a través del tiempo, puede ser lo que incentive el acto delictivo. Es decir, que si durante la infancia el sujeto fue maltratado física o psicológicamente, este puede llevar a cabo un acto criminal. Otro aspecto importante a la hora de analizar las causas del crimen, es la ausencia de Estado, pues donde éste está ausente hay carencia de oportunidades y el sector se torna inseguro, por lo tanto, cuando un hombre recibe una mala noticia va actuar de la forma en que fue educado por el entorno social en que creció. En este sentido, la sociedad corrompe a los hombres, al no dar igualdad de condiciones para todos.

NICOLE SAFFON

¿Está el criminal justificado para ser criminal?

Existen varios motivos por los cuales las personas cometen actos delictivos, sin embargo existen ciertos casos en los cuales se juzgaría la criminalidad de manera más flexible, a nivel judicial y moralmente social. En esta ponencia se discutieron tres situaciones posibles, como los trastornos psicológicos que afectan al sujeto, la criminalidad para satisfacer necesidades básicas, y el papel que juega el gobierno en la problemática. En cuanto al hurto famélico, se estudian los factores influyentes que construyen el perfil de un criminal, como la crianza en entornos violentos, la ausencia de figuras parentales, la falta de valores que se promueven en la calles, la falta de dinero para suplir necesidades, entre otras. El trastorno psicológico muchas veces se desarrolla a partir de estos factores influyentes. Se analizó la deficiencia estala para construir una sociedad igualitaria, y como los políticos se aprovechan de los sectores vulnerables de la sociedad para demostrar que la criminalidad está siendo combatida. Finalmente se concluye que existe una tendencia entre los criminales y que se debe tener en consideración como los criminales son afectados, y de alguna manera formados por la sociedad.

MICHAEL PINEDA

¿El asesino nace o se hace?

El asesino no nace, se construye, porque cada persona es el producto de sus decisiones. Se crea a partir de de la falta de valores y las experiencias que los corrompen, por ejemplo cuando son victimas de abusos sexuales o de violencia que les generan traumas psicológicos. Estos impactos son tan fuertes que tienen el poder de transformar y cambiar por completo al individuo. Obras como “La carta Robada” y “El Gato Negro”, representan los cambios drásticos de la personalidad en sus personajes. Sin embargo, si hay un factor biológico que influye genéticamente al asesino, que se demuestra en el control que este tiene sobre sus emociones. Pues este se encuentra constantemente en un desequilibrio emocional, lo que le prohíbe tener control sobre sus sentimientos, y por lo tanto de los impulsos que este le generan.

LUCÍA CERÓN Y PAULINA MEZA

Está justificado el criminal para actuar como tal?

Los factores biológicos y psicológicos juegan un rol muy importante en el desenvolvimiento de un criminal, pues si un padre tiene un comportamiento violento, lo mas probable que el hijo desarrolle los mismos genes con tendencia a la agresividad. También, es notorio que una persona que sufre de problemas mentales es más propensa a acatar estas conductas. Sin embargo, es importante resaltar que que los criminales son afectados por factores externos que los conducen a actuar de manera delictiva, por ejemplo los traumas que este atraviesa durante su infancia, las necesidades vitales de las que carece, y el entorno en el que este crece. De ninguna manera se justifica el crimen, ni social o judicial, pero la moral de cada persona es diferente, y el concepto entre la diferenciación del bien y el mal, también. La moral es subjetiva y no todo el mundo piensa igual, pero cualquier acto que viole las normas de una sociedad es considerado como un crimen.

CIERRE DEL DÍA

El 23 de marzo del 2017, se realizó el primer día del congreso de literatura en el Colegio Granadino. Para introducir a los espectadores en el eje temático del congreso, “La novela negra y policiaca”, el estudiante Sebastián Carpio del grado 12 realizó un monologo de la obra “El silencio de Chepe”, con ésta, se muestra la cotidianidad de la muerte a partir del ejemplo de un ave carroñera.
Después de esto, se da la intervención del escritor, Santiago Gamboa, donde hace un rastreo histórico del origen de la novela negra y cómo en su opinión el asesino se hace y no nace. Para esto, Gamboa cita la tragedia griega “Edipo rey” de Antígona”, pues en ésta se puede evidenciar que hay un crimen el cual no se sabe quién es el asesino, pero al final se descubre que el mismo investigador es el criminal. Luego de esto, el escritor cita “Macbeth” de William Shakespeare, para indicar que el poder es el motor del crimen, pues los personajes de esta obra hacen lo que deban hacer para conservar éste o adquirirlo. No obstante, la novela policiaca nace hacia el siglo XIX con los cuentos de Edgar Allan Poe: “crímenes de la calle Morgue” “El misterio de Marie Roget” y “La carta robada” donde el personaje principal es el detective Auguste Dupin, quien resuelve los extraños casos que la policía local no es capaz de llevar a cabo, por lo tanto se hace necesario un detective, quien ponga a prueba su inteligencia y dé solución al caso.
En este punto, el autor habla del libro “Crimen y castigo”de Dostoievski, para traer a colación el tema del sistema moral que nos determina como humanos, pues los animales, a diferencia de los hombres, no se guían por unas reglas éticas, por lo tanto no sienten ningún remordimiento a la hora de matar a otro individuo, ya sea de la misma especie o de otra. Ahora bien, si el hombre tiene un sistema moral integrado, éste se aprende desde una edad muy temprana, que es donde se forma la mayoría de hábitos de la vida cotidiana, los cuales son copiados de las conductas de los adultos. Entre los costumbres que los hombres deben aprehender, están los valores que transmiten los padres a sus hijos; pues esta formación ética y moral le es inherente al ser humano, por lo tanto, la paz no pertenece a las conductas naturales humanas; lo que sí es natural en el hombre es la guerra, pero ésta no se va a desarrollar, si el individuo no es influenciado por el contexto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *