Currículo

El Currículo del Colegio Granadino se basa en estándares y puntos de referencia internacionales, los cuales están alineados con los exigidos por el Ministerio de Educación de Colombia. Normas y criterios de referencia, así como la misión, la visión y la filosofía del colegio, se han establecido para garantizar una alineación dentro de nuestro plan de estudios y una educación de alta calidad para todos los estudiantes.

Los estándares describen brevemente lo que los estudiantes deben saber y las habilidades que se espera adquieran en un área en particular. Los estándares son los mismos para todas las edades y grados escolares, convirtiéndose en específicos para cada grado a través de los puntos de referencia para cada uno de ellos. Éstos se identifican en todos los niveles del proceso de aprendizaje, desde el plan de estudios, la planificación de clases, hasta la evaluación y presentación de informes.

Los puntos de referencia definen clara y específicamente los conocimientos y habilidades que los estudiantes deben adquirir en un determinado momento de su vida escolar. Mientras que las normas son las mismas para cada área de aprendizaje, los puntos de referencia varían según el grado de escolaridad, los estudiantes desarrollan conocimientos y habilidades cada vez más complejas.

El plan de estudios o Currículo del Colegio Granadino fue desarrollado a través de consultas con laboratorios educativos mundiales como McREL y Bville y con la orientación en el lugar del experto internacional Dr. Jane E. Pollock quien fue contratado por el Granadino para este propósito específico. Desde su desarrollo inicial, la asignación de planes de estudio, su proceso de revisión y la creación de ejemplares de cada área, han asegurado que el currículo siga siendo un documento pertinente y vivo, y los recursos se ordenan anualmente de acuerdo a la recomendación de los propios docentes.

La Coordinadora de Currículo monitorea y apoya la implementación y revisión del plan de estudios, en estrecha colaboración con los profesores y la administración en todos los niveles del proceso, para asegurar que lo que decimos son nuestras metas para el aprendizaje de los alumnos sean, en realidad, lo que están aprendiendo.