Comité Legal


La libertad de pensamiento, es un derecho cuya importancia y relevancia no se puede negar al momento de buscar una estabilidad social. En todos los países debe garantizarse las condiciones para que sea efectiva dicha libertad, pues la construcción de la identidad individual, fortalece el respeto por la diferencia de los colectivos ciudadanos, y esto solo es posible si se facilitan los escenarios para hacer valer este derecho. ¿Cómo ignorar el hecho de que muchos de los conflictos actuales, son causados por discordancias entre ideologías religiosas diferentes? ¿Cómo olvidarnos de las impactantes cifras de personas inocentes que son oprimidas, maltratadas y hasta privadas de la vida, por grupos extremistas que justifican estos actos en las identidades de sus víctimas? Por lo anterior, es necesario replantear y discutir estos temas; ya que las víctimas por los conflictos entre las diferentes colectividades, generan discrepancias subjetivas radicales, que justifican ante unos, la muerte de otros.

Como países firmantes de las Naciones Unidas y afianzados en la Declaración Universal de Derechos Humanos, es deber de ustedes como delegados, buscar una solución sin perder de vista la perspectiva humanitaria, que trabaje en pro de las víctimas y no a favor de los sistemas políticos, que abusan de su poder con preceptos religiosos que en algunos casos, van en detrimento de los derechos de la población.

Santiago Serna

Mariana Aristizabal

Background LEGAL