Articulación con la Escuela la Cabaña y Colegio Granadino en el SENA

Articulación con la Escuela la Cabaña y Colegio Granadino en el SENA

Isabel Restrepo Gómez, Maria Paz Valencia Suárez

Artículo Salida Académica el SENA

Desarrollo Sostenible grado 12

Noviembre 9 de 2017

 

El pasado 31 de octubre de 2017, los estudiantes de 9, 10 y 12, miembros de la electiva Desarrollo Sostenible, dictada por el profesor Andrés Felipe González, realizaron una articulación con la Escuela Rural la Cabaña, la cual se llevó a cabo en la sede campestre del SENA. Una articulación es una actividad en la que dos comunidades se juntan para compartir conocimientos y experiencias, con el propósito de integrar a ambos grupos, en este caso, los estudiantes de la Escuela Rural la Cabaña fueron los encargados de compartir su alto conocimiento en el trabajo de campo con los estudiantes del Colegio Granadino.

 

Nuestro día comenzó con la presentación de todos los participantes de la actividad y la distribución de las parejas que trabajarían por el resto del día. Las parejas estaban conformadas por un miembro de cada institución, para así cumplir el propósito de la articulación. Después, tomamos un pequeño refrigerio y empezamos con las labores del
campo. Se pretendía que el día fuera lo más similar al día a día de un trabajador del campo, así que, con pala al hombro y las botas bien puestas, arrancamos a caminar hacia el monte. Dividimos un potrero, en secciones de 2 x 1 metros para cada pareja y para el final del día, debíamos haber quitado la maleza, arado la tierra, hacer los surcos y plantado pequeñas germinaciones de hortalizas. Mientras trabajamos, algunos docentes del SENA nos llevaron a ver el cultivo de moras, la microcuenca y la producción de comida para ganado. Fue una experiencia muy enriquecedora pues pudimos entender cómo funcionaban muchas cosas que facilitan el trabajo en el campo. Al terminar nuestro proyecto de siembra y haber visitado estos lugares, fuimos a almorzar unos deliciosos chuzitos de res y nos despedimos de nuestros amigos de la cabaña.  Antes de partir, dimos un último vistazo a la porcícola y al rebaño de ovejas y les dimos de comer el concentrado que nosotros mismos aprendimos a hacer. Al llegar al colegio, no pudimos esperar para aplicar todos los conocimientos adquiridos durante esta maravillosa experiencia. Es por el éxito de esta actividad, que consideramos que el colegio debería participar más en salidas educativas, pues de ellas no solo podemos aprender académicamente sino también, es una excelente ocasión para conocer sobre el entorno y las diferentes comunidades que tienen mucho para aportar a la sociedad. ¡Realmente agradecemos haber tenido esta increíble oportunidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *